Batallas y Desastres
 

 
Independencia 1810-1830
La Independencia Nacional
La Libertad
Batallas y Desastres
Personajes Tipicos
Album de fotos
Antecedentes: una anhelada separación
link
Resumen Del Periodo
Desastre de Rancagua (1 y 2 de octubre)

En 1814 patriotas y españoles se disputaban en Chile el derecho a gobernar el país. Los ejércitos de ambos bandos se habían enfrentado muchas veces, pero nada había detenido el avance de las tropas realistas desde el sur. José Miguel Carrera estaba a cargo del gobierno del país, y Bernardo O'Higgins del ejército. Ambos se pusieron de acuerdo para detener al enemigo que avanzaba hacia la región del río Cachapoal: O'Higgins avanzaría con sus hombres hacia la plaza de Rancagua, para atrincherarse allí. Otra parte del ejército, quedaría estacionado a dos leguas del lugar, para reforzar la lucha si era necesario.

El 1 de octubre, Mariano Osorio, que había llegado desde Perú con el encargo de reconquistar la capitanía general de Chile, atacó a las fuerzas patriotas, desde los cuatro lados de acceso a la plaza. Tenía 5 mil hombres bien armados, contra 1.180 bajo el mando de O'Higgins. La lucha fue encarnizada, pero la superioridad numérica y la mejor estrategia de los españoles, decidió el final. Las tropas de caballería que deberían haber reforzado a los patriotas, no pudieron acercarse, ni menos cruzar el cerco instalado por los españoles.

Después de 33 horas de resistencia, O'Higgins decidió salir con sus tropas y atravesar, a sangre y fuego, la línea enemiga. Sólo un tercio de los soldados chilenos sobrevivieron. Por eso la historia conoce este episodio como el Desastre de Rancagua. Con él se puso fin al primer intento independentista de Chile, que se conoce como Patria Vieja; y se inició el periodo de Reconquista, por parte de los españoles.
Imagen
La Batalla de Chacabuco

La Batalla de Chacabuco fue una decisiva batalla de la guerra de emancipación chilena frente al dominio español (1817-1826), que tuvo lugar el 12 de febrero de 1817. El general independentista José de San Martín, jefe del denominado Ejército de los Andes, y el general chileno Bernardo O'Higgins entraron en el actual territorio chileno desde tierras argentinas, en enero de 1817. Después de pasar dos años preparando la invasión, San Martín dirigió su ejército, formado por 3.500 hombres, a lo largo de los 3,660 km de difíciles desfiladeros de la cordillera andina, que separa ambos países. En las montañas de Chacabuco, en la entrada al valle que lleva a la ciudad de Santiago, salió a su paso un contingente español formado por 1.500 hombres a las órdenes de Rafael Maroto. El ataque inicial, ordenado por Bernardo O'Higgins, fue rechazado por el Ejército español, que entonces contraatacó. Sin embargo, al final, el ejército de San Martín obligó a los españoles a retirarse tras haber sufrido éstos grandes pérdidas. El 14 de febrero San Martín y O'Higgins tomaron la ciudad de Santiago, controlando el norte y el centro del país.
La Batalla de Maipú

El 5 de abril de 1818, en el llano del Maipo, el ejército patriota al mando del general José de San Martín derrotó a las fuerzas realista dirigidas por Mariano Osorio. Esta batalla decidió la libertad de Chile. La victoria patriota fue total y así la independencia quedó definitivamente afianzada. El director supremo Bernardo O'Higgins, que se había fracturado un brazo en la batalla de Cancha Rayada, llegó al sitio del combate a tiempo todavía para tomar parte en el último ataque contra los realistas.


Gran participación tuvo en esta batalla la Caballería, razón por la cual todos los 5 de abril, en honor a esta histórica fecha, se celebra el Día del Arma de Caballería Blindada.
Imagen